Cuando se produce la separación de alguien al que queremos, nos gusta despedirnos de él y manifestarle nuestro cariño. El pasado jueves nos dejó Óscar, pero su sonrisa, su manera de ser, su forma de vivir y de luchar ha sido tan digna de un campeón, que estará siempre con nosotros, porque Óscar ha sido, es y será uno de los nuestros. Y es por eso, que en la Eucaristía que celebraremos el lunes 9 de marzo, a las 18,30 h., en la capilla del Colegio, toda la Comunidad educativa del Colegio Montessori, rendirá homenaje a un niño que nos deja la huella de un gran hombre.